Funcionarios públicos de la región abordan herramientas y metodologías de planificación para la implementación de la Agenda 2030

Ciudad de México, México, 5 al 8 de junio 2018
Foto: ILPES/CEPAL

Más de 30 funcionarios públicos de 11 países de la región participaron, del 5 al 8 de junio en Ciudad de México, en un curso internacional que abordó la utilidad de herramientas y metodologías de planificación propuestas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) para la implementación de la Agenda 2030 en la región.

El curso fue organizado por la Comisión regional de las Naciones Unidas a través de su Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES) con el apoyo del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ) y de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ).

En la capacitación, celebrada en la sede subregional de la CEPAL en México, participaron planificadores de nivel técnico responsables de dar seguimiento a la implementación de la Agenda 2030 a nivel nacional y subnacional provenientes de Argentina, Chile, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Asistieron también representantes de la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA), GIZ México, de la oficina de la Presidencia de México, del PNUD de Honduras, del Instituto de la Juventud de México, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de México, y del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

El curso fue inaugurado por Cielo Morales, Directora del ILPES; María Castro, Directora Adjunta de la CEPAL en México y Daniel Fischer en representación de BMZ/GIZ.

Durante su intervención, Cielo Morales afirmó que “el nuevo paradigma de desarrollo que nos plantea la Agenda 2030 posiciona y revaloriza la planificación como un medio de implementación requiriendo una visión de largo plazo, con políticas coherentes y vinculadas a los ejercicios presupuestarios, con información estadística oportuna y de calidad para monitorear logros y rezagos y con sistemas transparentes y participativos de monitoreo y evaluación. Nos llama a cambiar la cultura institucional caracterizada por actuaciones en silos  para que actuemos de forma coordinada articulada e inclusiva”.

En el cierre del encuentro, con el que también se cierra el programa de capacitación de la Cooperación con la BMZ/GIZ para la implementación de la Agenda 2030 del 2016-2018, la funcionaria de la CEPAL destacó el éxito de la iniciativa y su transformación en “un encuentro en el que todas y todos hemos compartido expectativas, desafíos y las dificultades que hemos enfrentado en los ejercicios de planificación para implementar la Agenda 2030 en los países de la región”.

“La invitación fue a ser generosos con su conocimiento, a ser reflexivos, a interpelarnos, a generar redes y todo fue cumplido, vimos el vaso medio lleno y medio vacío, nos dimos la libertad de hacer un alto y reflexionar sobre si lo que estamos haciendo va en la dirección correcta hacia el logro de Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de la coherencia política, tratando de planificar, presupuestar e implementar de forma distinta para obtener resultados distintos”, señaló.

“A eso nos llama la Agenda, a pensar en formas más creativas de hacer política pública, programas y proyectos para alcanzar el desarrollo de nuestros países”, agregó Cielo Morales. 

Durante el curso, los países abordaron temas como la priorización de ODS y sus metas en la planificación de los países señalando que ésta ayuda a identificar un hilo conductor, pero sin diluir la importancia del resto de los objetivos y metas. Precisaron que esto no significa que se esté olvidando el carácter integral y transformacional de la Agenda 2030, sino que refleja su adaptación a la realidad latinoamericana y caribeña.

Los funcionarios participantes también relevaron la importancia y utilidad del Planbarómetro que ayuda, dijeron, a evaluar la salud de cada sistema nacional de planificación.

Finalmente, sobre la metodología de nodos críticos, los asistentes destacaron que ayuda a facilitar la visualización de vinculaciones entre metas no muy obvias, así como a deslegitimar aquellas que siendo obvias no impactan de forma potente el logro de otras metas.

Fuente: CEPAL