Publicaciones Sostenibilidad social y estructural 2011

  • Juan C. Gómez Sabaini, Juan Pablo Jiménez y Darío Rossignolo, octubre 2011

    El informe analiza las posibilidades de este gravamen para generar nuevos recursos, tanto en pro de una mejor distribución del ingreso, como también en su contribución en términos de mayores ingresos tributarios, los que orientados al financiamiento de mayores y mejores gastos sociales pueden multiplicar su impacto en materia distributiva.

  • Ana Sojo, septiembre 2011

    Todas las personas necesitamos del cuidado a lo largo de la vida. Si las necesidades universales que el término —con cierta ambigüedad— designa no fueran satisfechas, la sociedad no podría reproducirse; de allí que algunos lo conciban como un bien público (Gornick y Meyers, 2009, p. 6). Sin embargo, su cumplimiento ha sido visto como una responsabilidad eminentemente privada. Además, diferentes grupos afectados por la manera en que éste se provee no comparten una comunidad de intereses, ya que perciben los propios como desvinculados o, a veces, incluso como contrapuestos.

    Para convertir el cuidado en otro pilar de la protección social y de las políticas públicas dentro de un marco de derechos (CEPAL, 2007, p.136) y para propiciar una constelación de intereses y una interacción entre diferentes actores que sean afines a esas reivindicaciones, es fundamental ahondar en una gama de fundamentos éticos y empíricos que subviertan las visiones convencionales en la materia. Dada la intersección entre familias, comunidad, Estado y mercado que es inherente a su provisión, estos razonamientos deben también apelar a las visiones de los ciudadanos.
     

  • Fabio Durán Valverde y Hernán Pena, mayo 2011

    Teniendo como horizonte la realización del derecho a pensiones decentes y el compromiso de los estados para garantizar prestaciones mínimas, el análisis se centra en los trabajadores asalariados de Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Perú, República Dominicana y Uruguay.

  • Andras Uthoff, Sarah Gammage, Francisco Pilotti, Simone Cecchini, Aldo Madariaga, Rodrigo Martínez, Claudia Robles y Luis Hernán Vargas, mayo 2011

    América Latina y el Caribe es la región más desigual del mundo. Con logros en materia de reducción de la pobreza durante las últimas dos décadas, esta desigualdad refleja un dispar acceso a mecanismos de aseguramiento permanente frente a riesgos, así como a instrumentos de fortalecimiento de los activos, entre los que destaca el empleo. La región enfrenta, por tanto, una promesa incumplida en cuanto al pleno empleo y al acceso universal a la seguridad social. En este contexto se inserta la atención brindada a profundizar el alcance de la protección social que hoy en día comparten los países de América Latina y el Caribe. La promoción del trabajo decente figura al centro de las preocupaciones de la protección social, al constituir este uno de los principales vehículos para garantizar la entrada a la protección social y acceder a niveles de vida dignos. Esta preocupación es recogida en este documento desde la óptica de los vínculos que existen para la articulación de acciones conjuntas en materia de empleo y protección social. Para ello, nos centramos en el caso de los programas de transferencias con corresponsabilidad (PTC). Estos programas se ocupan del acceso de los más vulnerables a un sistema único, comprehensivo y creciente de protección social, entregando transferencias sujetas a corresponsabilidades por parte de los beneficiarios. Si bien estas últimas se han enfocado mayoritariamente en la asistencia a los servicios sociales en los campos de la educación y la salud, en años recientes, algunas experiencias en la región dan cuenta de la incorporación de un componente laboral.

  • Pablo Sauma, abril 2011

    La presente consultoría nace como un aporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con el auspicio de la Sociedad Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ), al Gobierno de la República de Costa Rica, y tiene como objetivo principal brindar elementos de apoyo para la consolidación de la Red Nacional de Cuido para Personas Adultas Mayores. Para el logro de ese objetivo general, se proponen seis objetivos específicos: i) Identificar y caracterizar la oferta de programas de cuido para personas adultas mayores considerando tanto iniciativas públicas como privadas y mixtas (hogares, albergues y centros diurnos). ii) Identificar los costos de prestación de los servicios de cuido de la población adulta mayor (hogares, albergues y centros diurnos). iii) Hacer una investigación preliminar sobre el estado actual y requerimientos en infraestructura para el cuido de la población adulta mayor en situaciones especiales (hogares, albergues y centros diurnos). iv) Identificar y caracterizar la oferta de otros programas de atención de la población adulta mayor (recreación, etc.). v) Analizar la situación general en materia de recursos humanos especializados en la atención integral de la población adulta mayor (asistentes, técnicos y profesionales en áreas prioritarias). vi) Formular propuestas para que en un plazo de tiempo razonable se logren avances significativos en la consolidación de la red nacional de cuido, incluyendo posibles innovaciones en la atención de esta población. El estudio enfatiza elementos a tomar en cuenta para una adecuada planificación y desarrollo futuro de la Red Nacional de Cuido para las personas adultas mayores y realiza algunas recomendaciones específicas en ese sentido. Entre ellas, que el modelo de atención considere de forma explícita los diferentes niveles de dependencia de esta población.

Páginas