La política fiscal es un instrumento fundamental para alcanzar la Agenda 2030 y un crecimiento inclusivo con mayor igualdad

Santiago de Chile, 26 y 27 de marzo de 2018
De izq. a der. Rolf Schulze, Embajador de Alemania en Chile; Alicia Bárcena, S. E. de la CEPAL; Carlos Robles, Embajador de España en Chile y Daniel Titelman, Director de la Divisón de Desarrollo Económico de la CEPAL. Foto: Carlos Vera/CEPAL.

Autoridades de varios países y destacados expertos internacionales participaron en Santiago de Chile al 30⁰ Seminario Regional de Política Fiscal, ocasión en la que señalaron que la política fiscal es un instrumento fundamental para alcanzar un crecimiento económico inclusivo y con mayor igualdad, y de esta manera lograr la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El evento, que se ha consolidado como un referente en la discusión de la actualidad económica y fiscal de la región y que este año celebra su trigésimo aniversario, fue organizado por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) con el apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), a través del programa conjunto Cooperación España-CEPAL 2017 Componente Política Fiscal, y CEPAL/AECID 2017, y de la Cooperación Alemana, a través del programa “Apoyo a la implementación de la Agenda 2030 en América Latina y el Caribe”. Participaron ministros y viceministros de Hacienda y Economía de varios países.

Fue inaugurado por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Rolf Peter Schulze, Embajador de la República Federal de Alemania en Chile, y Carlos Robles Fraga, Embajador de España en Chile.

En sus palabras de bienvenida, Alicia Bárcena señaló que en 2017 la dinámica de las finanzas públicas de la región se caracterizó por una consolidación fiscal, lo que unido al repunte de la actividad económica, atenuaron el crecimiento de la deuda pública regional. Sin embargo, advirtió que se registró también una preocupante disminución de los gastos de capital en varios países.

“Es importante destacar que la merma en la inversión pública experimentada en los últimos años tendrá efectos más allá del corto plazo y que limitará el crecimiento potencial de la región aún más, lo que reafirma la importancia de adoptar medidas de protección de estos gastos para que no sean utilizados como el principal instrumento de ajuste”, precisó la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

Bárcena agregó que tras la aprobación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en 2015, la cuestión del financiamiento del desarrollo ha adquirido un papel central y, entre las fuentes alternativas, se ha destacado la movilización de recursos internos. En este punto, indicó que en la mayoría de los países el nivel de estos recursos se encuentra por debajo de su potencial, no solo por deficiencias en el diseño y la administración de los tributos, sino también, y principalmente, por la elevada evasión impositiva, tanto en el ámbito doméstico como a nivel internacional y por la existencia de cuantiosos gastos tributarios.

Por ello, “ampliar la base impositiva y mejorar el diseño del sistema tributario, fortalecer la administración de los impuestos y eliminar las vías para la elusión y la evasión fiscales, resultan tareas clave para mejorar el financiamiento del desarrollo sostenible y el crecimiento inclusivo en los países de la región”, declaró Bárcena.

Por su parte, el Embajador Rolf Peter Schulze señaló que la cooperación internacional es un pilar fundamental para la implementación de la Agenda 2030 en los países de América Latina y el Caribe, y por ello los países europeos han destinado esfuerzos a complementar sus programas en este ámbito con organismos internacionales como la CEPAL.

“Este seminario busca identificar las posibilidades de aumentar los ingresos internos sin sofocar el crecimiento económico necesario. Ello permitirá seguir el camino hacia un desarrollo inclusivo de los países de América Latina y el Caribe e identificar los desafíos que la Agenda 2030 significa para el gasto público, o sea, los presupuestos”, indicó el Embajador Schulze.

En tanto, el Embajador Carlos Robles Fraga resaltó la importancia de identificar los objetivos de la política fiscal, que pueden ir desde el crecimiento económico hasta la desigualdad, y la estabilidad monetaria y financiera, entre otros. “El primero de ellos debe ser la sostenibilidad del Estado, para que pueda cumplir su función”, resaltó.

“Somos conscientes de los desafíos que hay en América Latina. Entendemos que son necesarias reformas en los sistemas fiscales para poder realizar políticas públicas que faciliten la cohesión social. Sin cohesión social, no hay estabilidad política”, enfatizó el representante diplomático español.

Durante la primera jornada del 30⁰ Seminario Regional de Política Fiscal, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL presento el documento Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2018, elaborado por este organismo, en el cual se analizan las tendencias de la coyuntura fiscal en la región y se examina la evolución histórica de las políticas fiscales en las últimas tres décadas y sus desafíos futuros.

De acuerdo con el informe, es necesario fortalecer el papel de la política fiscal como instrumento estabilizador y dinamizador del crecimiento, además de reforzar los sistemas de protección social, así como el impuesto a la renta personal, ya que eso redundaría en un doble beneficio al mejorar el rol de estabilización y el impacto redistributivo de la política fiscal.

Fuente: CEPAL