Destacan en El Salvador importancia de construir una política integrada de cuidados

San Salvador, El Salvador, 26 y 27 de abril 2016

Representantes de alto nivel del gobierno de El Salvador y funcionarios de distintas reparticiones públicas analizaron los días 26 y 27 de abril de 2016 en San Salvador las opciones para construir una política integrada de cuidados en el país, sobre la base de un diagnóstico compartido.

El seminario "Reconocimiento y provisión de cuidados: desafíos para una política integrada en El Salvador" fue organizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Banco Central de Reserva, la Dirección General de Estadística y Censos, el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer y la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia. El evento contó con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbiet (GIZ) y el auspicio del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania.

El Secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, señaló que el país se encuentra en un momento propicio para impulsar una política de cuidados, generada de manera participativa y con una perspectiva integrada. Esta política contribuirá al desarrollo social y económico y a mitigar el clima de violencia social del país, dijo.

Vanda Pignato, Secretaria de Inclusión Social de El Salvador y Presidenta del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, recalcó que el Estado salvadoreño debe asumir una política de cuidados con pleno reconocimiento de las personas cuidadoras, en su mayoría mujeres, y que su implementación es fundamental para la igualdad de género.

María Nieves Rico, Directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL, indicó que los cuidados constituyen un bien público, dado que todas las personas requieren de cuidados en algún momento de su vida. Sin embargo, la actual organización social de los cuidados reproduce la pobreza y la desigualdad, alertó.

A su juicio, es imperativo diseñar una política de cuidados que contemple la igualdad de género y un enfoque de derechos desde su génesis. Con ello se podrá avanzar en una política con un carácter transformador de la desigual distribución del trabajo remunerado y no remunerado entre hombres y mujeres, y del trabajo de cuidados entre el Estado, el mercado, la comunidad y las familias, resaltó.

La necesidad de contar con una política de cuidados se ha instalado en el centro de la agenda pública de El Salvador y esta debe considerarse, ante todo, una inversión social, señaló, por su parte, la Directora Ejecutiva del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, Yanira Argueta, quien enfatizó la urgencia de contar con información actualizada sobre el tema.

Así, se destacó la importancia de contar con información estadística oportuna y relevante que visibilice el trabajo no remunerado realizado por las mujeres al interior de los hogares para la formulación, diseño y monitoreo de las políticas públicas. Generar esta información de manera oficial y permanente demanda una firme voluntad política que se traduzca en la asignación de recursos para estos fines.

En este sentido, se reconoció el trabajo de coordinación interinstitucional entre el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer, el Ministerio de Economía -a través de la Dirección General de Estadística y Censos- y el Banco Central de Reserva para la institucionalización de la medición sobre uso del tiempo en el Sistema Estadístico Nacional y el cálculo del aporte del trabajo no remunerado de los hogares a la economía del país a través de un ejercicio de valorización económica que puede contribuir al desarrollo de una cuenta satélite. 

El evento contó también con el intercambio de experiencias de Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México y Uruguay en materia de políticas de cuidado y de valorización del trabajo doméstico no remunerado.

Los debates de este seminario nutrirán el trabajo que seguirá llevando a cabo la Comisión de Seguimiento para la Construcción de una Política de Cuidados en El Salvador y el diálogo social que se activará alrededor de este proceso.

Fuente: CEPAL