Estudios regionales 2010

  • Antonio Prado y Ana Sojo, Editores, noviembre 2010

    Para promover el intercambio de ideas y experiencias en torno a estos objetivos la CEPAL, la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GTZ), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional (ASDI) organizaron el seminario Seguridad social y protección integral para adultos mayores: desafíos y estrategias en América Latina y experiencia internacionales, celebrado el 30 de noviembre y el 1 de diciembre de 2009 en la Oficina subregional de la OIT para los países andinos en Lima, en el que participaron expertos nacionales e internacionales, autoridades y funcionarios gubernamentales de alto nivel, académicos y funcionarios de programas para adultos de varios países latinoamericanos

    La presente publicación contribuye a evaluar múltiples experiencias y enfoques de acción y a acercarlos a un público más amplio, mucho más allá de las fronteras del continente latinoamericano.

  • Supervisión Joseluis Samaniego. Coordinación y redacción general: Luis Miguel Galindo y Carlos de Miguel, CEPAL, noviembre 2010

    En este documento se presenta una síntesis del análisis económico agregado del cambio climático en América Latina y el Caribe basado en los estudios nacionales y sectoriales de la economía del cambio climático en la región. Las conclusiones que se muestran son preliminares, pero aportan importantes elementos sobre las implicancias del cambio climático para los países de la región. Con ellas se intenta contribuir a una mejor comprensión del fenómeno económico del cambio climático y a la búsqueda de posibles soluciones.

  • Osvaldo Rosales y Sebastián Sáez, agosto 2010

    La presente publicación constituye un aporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) al debate sobre la interacción entre los acuerdos comerciales Norte-Sur y las políticas públicas, a la luz de la experiencia de la región. Con este objetivo, un grupo de destacados especialistas analiza los acuerdos comerciales negociados entre países de la región y socios como los Estados Unidos, la Unión Europea y el Japón, en las áreas de la inversión, los servicios, la propiedad intelectual y la solución de controversias. A partir del análisis aquí presentado se concluye que los acuerdos comerciales Norte-Sur incorporan más dimensiones que los de la OMC, y que la cobertura y profundidad con que estas se abordan suelen ser mayores. Sin embargo, esto no ocurre de igual manera en todas las áreas.

  • Rodrigo Martínez y María Paz Collinao, enero 2010

    La División de Desarrollo Social, ha mantenido un rol de recopilador, organizador y proveedor de las estadísticas de gasto social de los países de América latina y el Caribe. En esta labor pudo constatar la heterogeneidad de criterios tanto para agrupar las diversas funciones sociales como también la cobertura que se hace del gasto social público en los 18 países que contiene su base de datos. Esta falta de unificación de criterios hace que el análisis realizado puede llevar a conclusiones erradas. A ello se suma la necesidad de incorporar la medición del gasto social que efectúan organizaciones autónomas de la sociedad civil, agencias internacionales y fundaciones privadas, así como el financiamiento que la población hace al momento de acceder a los servicios sociales. Este trabajo busca contar con instrumento estructurado y estandarizado para medir el gasto social en la región desde un punto de vista más integral. En este sentido, el modelo de medición y análisis se enmarca bajo un enfoque de gestión social, donde el gasto no es sólo una actividad contable sino una de las variables importantes de la gestión de la política social. Por su parte, el marco metodológico sobre el cual se basa este modelo corresponde al Sistema de Cuentas Nacionales, dado su, historial de desarrollo y penetración en los países, lo que garantiza una mayor comparabilidad. Finalmente, el uso de clasificadores de las funciones de gobierno para organizar las funciones sociales, el uso de los clasificadores de transacciones económica del Sistema de Cuentas Nacionales y los criterios de sectores institucionales y de valoración económica, para diferenciar los agentes que intervienen permite estructurar la información básica con los atributos necesarios para una primera aproximación al gasto social total.