Estudios regionales 2009

  • Christian Larraín, diciembre 2009

    La literatura económica y financiera especializada ha puesto un creciente énfasis en la importancia de las microfinanzas como factor de desarrollo y reducción de la pobreza. Uno de los estudios más recientes y completos acerca de las microfinanzas, efectuado por el Banco Mundial, recopila abundante material empírico que favorece la tesis de que la falta de acceso a las finanzas es un mecanismo crítico para perpetuar la desigualdad del ingreso, y mantener un bajo crecimiento. La evidencia también señala que las pequeñas empresas se benefician mayormente del acceso a las finanzas, lo cual tiene consecuencias para la composición y competencia en el sector empresarial.

    Siendo el tema del acceso al crédito fundamental, llama la atención la escasez de estudios orientados a dimensionar el fenómeno en América latina. Se sabe que en los últimos 20 años, el crecimiento de las microfinanzas en América Latina ha sido explosivo, pasando de un pequeño experimento de desarrollo a un negocio de millones de dólares, permitiendo bancarizar a millones de personas y miles de empresas. Sin embargo, existen muy pocos estudios que apunten a medir el acceso propiamente tal, es decir, a relacionar el número de clientes con el total de empresas o población.

  • Mariano Alvarez y José E. Durán Lima, diciembre 2009

    El manual presenta información valiosa sobre la definición de la MIPYME, el aporte económico, amenazas y oportunidades para las mismas; así también hace un aporte a la creación de indicadores para el seguimiento del desempeño y competitividad de las empresas; propone un modelo de formulario para el levantamiento de datos que permitan instrumentalizar los indicadores y generar información que puedan orientar mejor las políticas para la MIPYME.

  • Joséluis Samaniego, coordinador, noviembre 2009

    En este libro de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), que tiene por objeto contribuir a cerrar la brecha entre el ámbito ambiental y el económico, se ofrece un primer análisis de la información más relevante para la región sobre el tema disponible a 2009. Asimismo, se destacan algunos aspectos económicos relacionados con el cambio climático y sus consecuencias en América Latina y el Caribe, como el vínculo con el comercio internacional, el contagio negativo de las finanzas públicas y las futuras restricciones a un desarrollo económico con alto grado de consumo de carbono. El cambio climático es una barrera para el desarrollo en términos de los recursos que se perderán o que deberán reasignarse para adaptarse a sus efectos negativos.

  • Coordinación y redacción general, Luis Miguel Galindo y Carlos de Miguel, CEPAL, noviembre 2009

    En este documento se presenta un análisis económico agregado del cambio climático en América Latina y el Caribe basado en los estudios nacionales y subregionales de la economía del cambio climático en la región. En él se recoge una síntesis de los resultados obtenidos y solo algunos temas se abordan con mayor detalle. Las conclusiones que se presentan son preliminares y con ellas se intenta contribuir a una mejor comprensión del fenómeno económico del cambio climático y a la búsqueda de posibles soluciones. Para este estudio, que se realizó en un período relativamente corto, se contó con la estrecha colaboración de los Gobiernos de Alemania, Dinamarca, España y el Reino Unido, así como de la Unión Europea, los gobiernos de la región, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Mecanismo Mundial de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y una amplia red de instituciones académicas y de investigación.

  • Juan Pablo Jiménez y Andrea Podestá, Versión preliminar, septiembre 2009

    La crisis financiera ha impactado significativamente en América Latina, transmitiéndose por todos los canales a través de los cuales las economías latinoamericanas se relacionan con el resto del mundo, como son el comercio, los flujos de capital, las remesas y la inversión extranjera directa. Esto genera distintos impactos negativos en las economías de la región, que se manifiestan en forma simultánea en varios efectos, entre los que cabe destacar una disminución en los ingresos fiscales.

    Aunque el actual panorama de las cuentas públicas y la política fiscal de la región, tanto a nivel de sus gobiernos centrales como subnacionales, exhiben innegables mejorías respecto a lo observado en crisis anteriores, ciertos aspectos alertan sobre la capacidad de los gobiernos generales para enfrentar esta crisis.

Páginas